Nunca hay que fiarse de los viejos, incluso cuando parecen tan decrépitos que no tienen capacidad aparente para moverse. Porque sino, te puede pasar como a esta chica, cuyo abuelo la obliga a comerle la polla cuando la sorprende en la ducha desnuda. Le dice que sus padres no están y que nadie la ayudará y que si se niega a meterse su polla vieja en la boca y a comerla le dará dos ostias con la fuerza que aún le queda en el cuerpo. La nieta se somete y le hace una mamada obligada como dios manda para que pueda vaciar sus huevos.

(46178)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*