El padre de esta chica tiene la intención de castigarla por ser una puta, algo que ha confirmado cuando ha descubierto que la zorrita se pasa el día haciéndose selfies en pelotas que les manda a los tíos a los que conoce en la red. Pero ella sabe cómo puede librarse: agarrando la polla de su padre y metiéndosela bien en la boca. La tía no puede dejar el trabajo a medias y le pide al hombre que la perdona, así que abre su coñito y el tío la empieza a penetrar olvidándose de inmediato de que se trata de su propia hija.

(68477)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*