La chica del vídeo es la típica católica practicante que se toma los mandamientos muy en serio, pero que de vez en cuando no puede evitar incumplirlos. Ella misma se considera una puta pecadora, una zorra que merece un castigo, así que va a disculparse con su padre. El hombre le dice que ya puede ir pensando en una forma de compensarle, y a la hija no se le ocurre otra cosa que despertarle haciéndole una mamada y diciéndole luego que puede usar su cuerpo de puta para darse todo el placer que quiera. Por supuesto, el padre aprovecha y se la folla muy a fondo.

(91222)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*