Meterle la polla a su madre nunca ha estado entre los pensamientos de este chico, pero después de que la mujer haya estado un buen rato poniéndole cachondo, al final no se puede resistir. Él cree que es cosa suya, pero en realidad la madre lo ha estado preparando todo para que se la folle. Así que cuando le pregunta si puede penetrarla la mujer le come la polla como forma de responderle de una manera afirmativa. Luego se ponen a follar y el hijo echa el mejor polvo de su vida por lo prieto que tiene el coño la puta de la madre.

(15639)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*