Cuando se compra unas gafas de realidad virtual, este chico se encuentra con la excusa perfecta para meterle la polla a la cerda tetona de su madre. El tío se folla a su madre engañándola diciéndole que se ponga las gafas para ver porno porque sentirá que todo es real. Y la guarra piensa que las sensaciones que tiene, como la polla de su hijo entrando en su culo follándola sin parar es todo cosa de las gafas de realidad virtual. Que cuando se quite las gafas vea que tiene la cara llena de corrida será algo que posiblemente la haga sospechar.

(110573)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*