La esposa de este tío no sabe la mala decisión que ha hecho dejándole a solas con su hija, porque lleva un tiempo pensando en el incesto y en el gusto que le daría soltar la leche dentro del coñito de la teen. Después de pasar un día divertido en la piscina los dos están en el sofá riendo y mirando el móvil cuando el padre comienza a meterle mano a su hija. De la sorpresa inicial la zorrita pasa al calentón y a tener la polla de su padre en la boca unos minutos después, follándoselo en el sofá y dejando que se le corra con un creampie.

(2128)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*