Tener una tía muy viciosa puede ser una de las mejores cosas que le puedan pasar a un chico joven en plena edad de su plenitud sexual. Este chico es el joven sobrino de una vieja muy puta a la que le gusta tener pollas siempre dentro de la boca y el coño. Pero los hombres maduros de su edad ya no le gustan y lo que quiere es jovencitos. Así que ni corta ni perezosa le ofrece a su sobrino comerle la polla y si le gusta le pide que se la folle para que experimente la sensación de penetrar un coño maduro.

(27945)

Category:

Tias y Sobrinos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*