Este viaje en tren es largo y el hombre está muy aburrido, asi que aprovecha dos cosas. La primera: que su mujer se ha quedado dormida. La segunda: que no hay nadie más en el tren. Tiene a su hija al lado, así que el cabrón empieza a meterle mano a sabiendas de que la chica no se va a resistir. Después de follarla un poco le obliga a comerle la polla y después la sigue penetrando en distintas posiciones. Le folla el coño durante un buen rato y se corre en su boca para terminar justo antes de que la madre se despierte.

(7135)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*