El chaval viola a su madre ¡y ella lo disfruta como si fuera una niña!, y es que ella no puede aceptar que su hijo la viole, eso es moralmente inconcebible, pero si el muchacho la viola, entonces ella no tiene ninguna culpa ¿verdad?. Puyes así lo ve la señora y por eso disfruta como loca, ella tambien desea ser follada por su propio hijo, ella sueña por dentro con el incesto, pero jamás lo va a reconocer, sin embargo el hijo lo ha sentido, sabe que en el fondo la madre quiere sentir sus fuertes pollazos, por eso la ha arrinconado en la cocina, y ZAS ZAS ZAS! violada máxima!… 😮

(2844)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*